Arco iris

Cuando empezamos la universidad hicimos un grupo. Éramos cinco, sin contar a Santiago y a Ricky que siempre estaban también. Nos hacíamos llamar "El Cielo" y cada uno era una parte de él. Suena cursi, lo sé, pero era diverrtido. El nombre surgió porque Andrea le decía a todo el mundo "Eres un sol" y de tanto chalequeo cada quien se adjudicó un elemento. Rodri era el sol, Isa la estrella, Yaya la luna, Andrea el cielo como tal y yo un arco iris.

Con el paso del tiempo nos separamos, pero seguimos siendo panas y con ese mismo paso del tiempo yo olvidé que era un arco iris... Hasta hoy...

A veces mis días son grises (todos tenemos días así). Esta semana fue excelente por muchas cosas y medio chimba por otras, pero hoy, y otra vez gracias a mi amado y admirado Mario Benedetti, recordé que la sonrisas son las que dibujan arcoiris en los rostros de todos. Y otra vez, gracias a la poesía me siento plena por dentro y con ganas de sonreír, porque a pesar de todo yo, la chica magenta, también soy un arco iris.

ARCO IRIS

A veces por supuesto
usted sonríe
y no importa lo linda
o lo fea lo vieja o lo joven
lo mucho o lo poco
que usted realmente sea

sonríe
cual si fuese una revelación
y su sonrisa anula todas las anteriores
caducan al instante
sus rostros como máscaras
sus ojos duros, frágiles
como espejos en óvalo
su boca de morder
su mentón de capricho
sus pómulos fragantes
sus párpados
su miedo

sonríe
y usted nace
asume el mundo
mira sin mirar
indefensa
desnuda
transparente

y a lo mejor
si la sonrisa viene
de muy de muy adentro
usted puede llorar
sencillamente
sin desgarrarse
sin deseperarse
sin convocar la muerte
ni sentirse vacía

llorar sólo llorar

entonces su sonrisa
si todavia existe
se vuelve un arco iris.

MARIO BENEDETTI


Comentarios

Entradas populares