Happy B-day, bro!

Cuando era pequeña nunca necesité un amigo imaginario, tenía dos de carne y hueso y 24/7. Uno me fastidiaba, en cantidades industriales: Me agarraba los cachetes, me pellizcaba y me daba besitos hasta que yo le gritaba histérica ¡DÉJAME! El otro siempre fue tranquilo, de esos niños que se sumergen en su mundo pensando quién sabe que cosas y se quedan viendo el techo como si nada más importara en ese momento.

El primero se graduaba de bachiller cuando yo pasaba a 2do grado, el otro pasaba a 5to grado. Uno era grande, grandote, como un segundo papá. El otro era chico, como yo. Y veíamos Caballeros del Zodíaco, jugábamos de todo y nunca peleamos (sólo esa vez por el control remoto cuando me aruño el cuello, yo lloré y él salió regañado). Éramos niños y éramos felices.

Poco a poco fuimos creciendo. Cuando yo tenía 13 el de 23 se fue a trabajar a otra ciudad, el edificio con piscina era lo máximo. Cuando yo tenía 13 el de 16 ya había entrado a la universidad. Y aunque las cosas fueron cambiando, seguíamos siendo los mismos. Los del tambor y la mansión de las risas, digo del terror en el parque de diversiones de Puerto. Los de Diverland el día de mis 15 años. Los de mi graduación de bachiller cuando el mayor lloró y el del medio sonrío grandototote al verme vestida de Harry Potter pero azul.

Las cosas siguieron cambiando. Cuando yo tenía 19 el de 22 se gradúo y yo lloré, lloré de inmenso orgullo y satisfacción, porque él (mi llave, como dice mi abuela) ya había logrado su sueño. Hoy yo tengo 22, el mayor 32 y el del medio 25.

Hoy yo estoy a un paso de graduarme, el mayor llorará y el del medio me dirá "¡al fin mija!" con una sonrisa grandototota. Porque a pesar de todo, seguimos siendo los mismos: Los que bailan Valle de balas en el medio de la sala, los que se ríen recordando el pasado, los que se abrazan y se quieren infinito. "¿Nunca peleas ellos?", pregunta la gente extrañada. "No", respondo yo. Y es que tengo más de mil razones para amarlos que para pelear, porque ellos son mi ejemplo a seguir, mis pilares, mi base, mis germanitos.

(Dedicado a mi bro, que hoy cumple el cuarto de cupón, ¡FELIZ CUMPLE! Te amo al infinito y más allá)

Comentarios

Entradas populares