T-shirteando

Desde pequeña me gustaron las manualidades. Quizás no me quedaban perfectas pero me divertían mucho y eran como una vía de escape de las clases. Después de pasar toda la primaria haciendo cosas para el día de la madre, el padre, el niño y cuanta fecha patria existe me di cuenta que: No soy buena cosiendo, no soy buena bordando, no soy buena trabajando con cartón corrugado, no.


Lo mío es pintar
pero no cuadros, ni obras de arte
a mi lo que me gusta es pintar franelas.


¡Sí! Poco a poco he ido comprando pinturas y pinceles y así he ido haciéndome camisas de cosas que me gustan y me identifican. Lo mejor es que nadie tendrá una franela igual y, tal como cuando era una niña pintar es una vía de escape de todo, de lo que esté de turno, de lo que no quiera recordar.

Hoy estoy pintando otra, turquesa, con una fresa y unas cerezas, demasiado ¡divertdida! Una excusa más para no pensar, para no pensar(te) tanto, para ver si de una vez por todas puedo aplicar(te) una de indiferencia...

I'm really getting tired of this... (Patient is not my best quality)

Comentarios

Nina ha dicho que…
Heyyyy yo también lo hago, me gusta pintar franelas con frases extrañas... no lo he perfeccionado, no quedan tan bonitas, pero me encanta!!!!

Tengo tiempo que no lo hago, eso me desestresaría, gracias por recordármelo. Besitos...

Entradas populares