Lo que pasa por mi cabeza....

Finalmente me puedo sentar a escribir (thanx God for giving me two seconds!). Mi apartamento está siendo un tanto remodelado, por ende mi (léase y hágase en énfasis en el MI) computadora quedó enclaustrada en un rincón hasta nuevo aviso, estoy usando la de mi bro en este momento (debo darle chola porque me van a venir a echar). Things have changed. Desde mi cambio de oficina las cosas han estado un poco más movidas, tengo el triple de trabajo y, aunque lo estoy disfrutando, estoy en pleno proceso de adaptación (gracias Darwin) y me cuesta un mundo tener energías a partir de las dos de la tarde (¡buuuuuuh!). Mi estómago está haciendo estragos y queriendo que me de una gastritis, pero no lo logrará (¡por favor que no lo logre!). Salí con un chico cute, divertido, inteligente, pero me estoy dando cuenta que ya me dejó de dar nota (mi ojo selector de chicos sigue averiado). Mi mejor amigo es lo máximo, por eso lo amo con locura y en cantidades ilimitada, por eso también nos vamos a casar, hope so (a veces creo que él y yo somos como Dawson y Joey, mejores amigos in love, pero no lo sabemos ¡jajajaja! Obvio no quiero que las cosas terminen así como en la serie, prefiero que él sea mi Pacey). Debo descansar, así que un bañito de agua caliente y como el Topo Gigio "a la camita, a la camita". Mañana será otro día y habrán nuevas oportunidades, nuevos retos y nuevas cosas porque, al fin, de eso se trata la vida de descubrir (y disfrutar) lo nuevo (¿o no?).

Comentarios

Entradas populares