Tacones rojos



Usar tacones cambia la forma de ver la vida. Punto.

Con esos cinco o diez centímetros de más, ves alto, más arriba de lo que siempre has podido ver.

Te sientes grandota, no de tamaño, sino de espíritu.

Eres un símbolo de feminidad.

Caminas como una gacela.

Estilizada, segura, confiada.

Sensual y sexual.

Con una sonrisa pícara.

Sientes que te vas a comer el mundo.

(Y te lo comes)

Cuando usas tacones, no miras hacia abajo, miras de frente.

"Para atrás, ni para agarrar impulso"

Usar tacones cambia la forma de ver la vida. Punto.

Cuando son tacones rojos, cambia más.

Mucho más.

Comentarios

--Yacarlí Carreño-- ha dicho que…
Totalmente. Unos buenos tacones rojos cambian tu vida. El día que lo descubrí, supe que no había vuelta atrás

Entradas populares