Inoportuno

- ¿Sabes qué? Tú me gustas, y punto-, le dije.
- ¿Así nada más?-, respondió.
- ¿Hacen falta más palabras? No creo-, sonreí.
- Puedes hacerlo mejor, poeta-, guiñó el ojo izquierdo, pícaro.
- "¿Hace falta que te diga que me muero por tener algo contigo?"- canté y él sonrío.
- No, no hace falta. Siempre lo supe-, guiñó otra vez.
- ¿Ah sí? ¿Siempre?-, pregunté extrañada e incrédula.
- Siempre, por favor, tú lo sabes-, afirmó con esa misma certeza con la que pronuncia todas y cada una de sus palabras
- ¿Yo lo sé? ¿Yo sé qué?, exclamé confundida.
- Que esto de nosotros es así: "como siempre y para siempre"-, sonrío otra vez.

Y me miró con sus ojos de miel, me tomó en sus brazos y me besó, dulce, apasionado, perfecto... "Como siempre".


Entonces, desperté...

Comentarios

Sadaofujiwarasan ha dicho que…
Necesito tener el coraje para decir esa primera linea de dialogo =)

Entradas populares