No necesito un concurso para escribirte una carta de amor


Cé, 

Se me ha hecho costumbre escribirte cartas de amor, pero este año la misiva no va para un concurso; preferí dejarla aquí.

Ha pasado mucho tiempo desde que empezamos a estar juntos y aún me siguen dando cosquillitas en el estómago cuando te voy a ver. Pensarás que es absurdo, pero cuando estoy a punto de encontrarme contigo al salir del trabajo siento la emoción como si te fuese a ver por primera vez.

Es que contigo todo es una primera vez. Todos los besos de buenas noches y buenos días son diferentes. Los desayunos, almuerzos y cenas nunca son iguales. Los chistes y las razones para sonreír ya no son las mismas de antes. Sobre todo para mí, que soy partidaria de que cada día se vive una primera vez.

Por eso quiero darte las gracias, por hacerme vivir cada día de una forma única; por permitirme estar a tu lado en las buenas y en las malas; por hacerme sentir como princesa (y no sólo el día de la boda por el vestido grandote); por admirar mis virtudes y respetar mis defectos; por la sonrisita "estúpida" que pongo cuando estoy pensando en ti; por la paciencia (y los tés a las 3:30am); por enseñarme que el amor existe y se puede encontrar donde uno menos lo espera: En Twitter.

Sólo espero que la vida nos de muchas más oportunidades de seguir compartiendo esta maravillosa aventura. Que juntos podamos cumplir más metas y construir más sueños. Que no se nos acaben nunca las razones para ser felices, aunque el mundo quiera ir en nuestra contra. Y lo más importante, espero que te sigan saliendo lunares nuevos para nunca terminarlos de contar. 

Sin duda alguna, no necesito un concurso para escribirte una carta de amor. Para escribirla sólo te necesito a ti.

Melinyel.

*Mari.

Comentarios

Entradas populares