Nunca pensé que me preguntarían esto...

"¿Cómo hago para que sonrías?"

Tampoco pensé que no sonreiría, a pesar de que fue una de las preguntas más sorprendentemente tiernas que me han hecho (y eso quedó muy mal escrito, pero es verdad).

Supongo que hoy no es un buen día, tampoco ha sido una buena semana. Es extraño estar con este humor, no va conmigo y menos en estas fechas de-sembrinas (pasarán los años y seguiremos haciendo chistes de esto).

Supongo que he vivido circunstancias que me han hecho pensar de más. Supongo que voy a extrañar muchas cosas. Supongo que me faltas y no quiero admitirlo. Eso no lo supongo, eso es la verdad más grande de todas.

La navidad nunca será lo mismo sin ti, espero algún día recuperar el espíritu y darte esa sonrisa que tanto te gustaba, tu sonrisa. Te extraño.


Comentarios

Entradas populares