Me pregunto



A veces me pregunto por qué me gustas tanto. Quizás es esa forma de ser tan amable, que eres inteligente, divertido y cariñoso o quizás no tiene explicación. 
A veces me pregunto si me vas a escribir primero, si cuando suene el celular veré tu nombre en el mensaje. ¿Qué diría un mensaje tuyo? "Hola, cómo estás?", supongo que hasta eso sería suficiente.
A veces me pregunto qué piensas de mí. No sé si me ves como una niña inquieta y habladora, como una chica inteligente o como una payasita que se la pasa todo el día haciendo chistes. Tampoco sé si me gustaría saberlo.
A veces me pregunto si piensas en mí así como yo en ti. Es difícil sacarte de mi mente tomando en cuenta lo perfecto que eres. O quizás no eres perfecto, pero como no te conozco tanto me parece que sí... Me gusta pensar que sí, que eres perfecto para mí. 
A veces me pregunto cómo sería la vida si estuviésemos juntos. Sería naranja, como los días que me gustan, no puede ser de otro color. 
A veces me pregunto si algún día me dirás que sí, si es que algún día yo me atrevo a preguntar. 


(Esto lo escribí en el 2008, nunca lo publiqué porque esa persona me leía y me daba pena. Ahorita lo releí y me pareció bonito).

Comentarios

Entradas populares