Detrás del arco iris


unsplash-logoAbigail Keenan

Este fue el primer poema que escribí. Tenía 17 años y estaba en alguna clase que no me gustaba en la universidad. Recuerdo claramente que me salió natural y que, incrédula, pensé: "esto no va a volver a pasar". 126 poemas después sigo incrédula. No me considero poeta, no sé si escribo bien poesía, pero tengo la certeza de que todo lo que escribo me sale del corazón y de alguna forma suena bonito. En fin, después de toda esta cháchara les presento a mi primer bebé: 

Detrás del arco iris

Cierra los ojos. 
Entra en su mundo. 
Se transforma. 
Despide a la amargura. 
La invade el color.
Pasea entre rojos de pasión, 
Verdes de paz, 
Océanos azules
Y sonrisas de amarillo.
Su vida es un arco iris. 
Puede darle matices a su existencia.
Añil, rojo, amarillo, verde, naranja, azul y violeta.
Es feliz.
Vuelve a la realidad.
Su vida no es tan colorida como todos creen.
Despierta del sueño y los colores no están.
Sólo grises.
Los de siempre.
Se esconde.
Disfraza su alma.
Juega a ser otra.
Oscurece día a día.
Ya no brilla.
Nada cambia. 
No es feliz
Sólo gris.

(Parece que la Mari de 17 años estaba muy triste y lo ocultaba muy bien)

Comentarios

Entradas populares